Suspiros

Suspiros de colores, suspiros rellenos y suspiros con lluvia de chocolate

 suspiros

 

Tiempo para la preparación: 15 minutos y treinta minutos de cocción

Base: claras de huevos

clara-de-huevo

Una receta excelente para pasar la tarde, para fiestas de niños, para una merienda improvisada, rápida y económica. La siguiente receta es para cuatro personas tomando en cuenta que cada uno se comerá más de un suspiro!
Ingredientes:

  • 4 cucharadas soperas de azúcar o 250 grs. de azúcar
  • 3 claras de huevo
  • Una pizca de sal
  • Una cucharadita de esencia de vainilla (preferiblemente transparente)
  • Unas gotitas de limón

 

Utensilios:

Manga para decorar.

Si no tienes una, puedes improvisarla, colocando la mezcla en una bolsa plástica pequeña, la cierras y la sostienes por la abertura (ya cerrada) y en una de las esquinas hacer con una tijera un pequeño corte para vertir desde allí la mezcla.


Preparación:

1. En un envase seco, batir bien las claras de huevo hasta que levanten, cuando observes que las claras de huevo adquieren cierta consistencia y comienza a hacer picos (esto es importante; si el azúcar se agrega antes de tiempo se daña la mezcla).

2. A continuación, debe añadirse la pizca de sal, poco a poco el azúcar, las gotas de limón y la vainilla, debe quedar a punto de nieve de modo que al levantar el utensilio con el que los estás batiendo, quede la mezcla adherida a él.

3. Precalentar el horno a 150 ºC

4. Con la manga de decorar (o en su defecto, la bolsita plástica), en la cual ya has introducido la mezcla, comienza a vertirla en una bandeja o  recipiente refractario (previamente engrasado) de manera que los suspiros ya adquieran su forma con  un tamaño de unos tres centímetros de alto aproximadamente. El tamaño dependerá del gusto de cada quien.

5. Baja la temperatura del horno a 100º e introduce la bandeja o recipiente al horno durante unos treinta minutos aproximadamente. Estarán listos cuando los notes tostados por fuera y suaves en su interior, sin quemarse. Deben quedar blancos (depende del tipo de vainilla) no dorados.

 

Suspiros de colores

Si quieres hacer la merienda más divertida, podrías agregarle colores a los suspiros, bastarías que compraras colorante en el supermercado y que utilizaras dos mangas en lugar de una, en cada una viertes el merengue del color de tu preferencia; también puedes hacer los suspiros, cada uno con varios colores.  El resto de la preparación es igual.

Otra sugerencia es añadir lluvia de chocolate al sacar los suspiros del horno, mientras se enfrían o, incorporar al nevado antes de meterlo en la manga, trocitos de chocolate y el resultado serían unos apetitosos suspiros rellenos!

 

 

suspiros de colores

Dejar un comentario